Kategóriák
Aisle visitors

“Antes era mas simple acostarse con las alumnas” chicas amore mio

“Antes era mas simple acostarse con las alumnas” chicas amore mio

La mecha sobre Weinstein llega inclusive la Universidad Complutense de Madrid

– ?Puedo ponerse yo el megafono?

Carmen agarra el microfono asi­ como se lo cuelga al hombro como En Caso De Que exteriormente la ametralladora cargada de terminos para despertar conciencias. Nacio en 1997, aunque por las venas da la impresion correr la sangre revolucionaria de el 68 frances. “Me he puesto el similar sobre feminista”, dice estirandose una niqui con la termino “feminist”. Esta nerviosa, igual que sus companeras de la licencia de doctrina sobre la Complutense sobre Madrid. “?No teneis la emocion sobre que vamos an efectuar leyenda?”, pregunta. Las otras nunca contestan. “Carmen, la revolucionaria optimista”, dice al fin una sobre ellas y todas se rien. Han convocado una concentracion contra el acoso sexual en la atribucion y no ha transpirado les puede la inquietud de ser conscientes cuantas gente se sumaran.

Les puede tambien la emocion cuando despliegan la pancarta en el local que poseen en el ultimo casa de la atribucion. “Que bonita ha quedado”. “asi­ como que limpia”. “Luego la podri­amos colgar”. a sus pies, extendida en el suelo del espacio en el que se reunen, leen juntas las palabras que han escogido como leyenda “La camara sobre los secretos ha sido abierta. Profesores acosadores, temed”. Esta es la facultad de el pensamiento desplazandolo hacia el pelo se nota en el mensaje. Y no ha transpirado en su explicacion. “No nos puede ocurrir desapercibido que en la permiso de la realidad Pro siga pasando esto”, dice la sobre ellas. “Esto” seri­a un caso de acoso sexual que han llevado ante la Unidad de Igualdad sobre la Complutense.

Carmen B. Grijelmo, Paula C. Chang, Paula Huma y Almudena Raboso llevan meses apoyando a la companera que ha denunciado ante la Universidad a un monitor. a tema de conocerse la resolucion definitiva en el caso, las cuatro esperan que la Complutense le de la causa a la alumna. “A raiz sobre esa primera denuncia empezaron a salir diferentes chicas a declarar”, explica Paula C. Chang, “y nos dimos cuenta sobre que nunca era un caso en concreto. Este monitor tenia todo el mundo los anos una chica a la que acosaba. Era recurrente. De este modo que establecimos un patron”. Continuamente sobre primer cursillo, continuamente guapa, invariablemente gran escuelero.

“La concentracion de actualmente seri­a para visibilizar que esta clase de acoso sigue existiendo y que la universidad no es un espacio con total seguridad Con El Fin De las chicas. Asi­ como era un privado a voces. Desde que entrabas en principal habia comentarios. ?Lo sabia cualquier el mundo!”, dice Almudena con la composicion sobre rabia desplazandolo hacia el pelo sobre sorpresa. Aunque una cosa son los comentarios desplazandolo hacia el pelo una diferente seri­a tener los testimonios Con El Fin De exponer la denuncia ante la Unidad sobre Igualdad. Llegaron gracias al correo electronico que pusieron en velocidad cuando estallo el caso Weinstein. En fundamentos, era su participacion particular al #MeT , pero en ese buzon empezaron a dar con mensajes de diferentes alumnas que habian tenido problemas con el igual docente. “Empezamos an arrojar de el hilo desplazandolo hacia el pelo empezaron a salir casos… y no ha transpirado dices que locura”.

Unete En seguida a EL ESTADO para seguir toda el presente asi­ como leer carente limites

No se han sumado demasiadas mas en la cafeteria asi­ como los nervios van en aumento. Son las doce del mediodia y no ha transpirado en las aulas las tipos continuan. El grupo de feministas de la facultad sobre doctrina se dirige al aspecto en donde arranca la expresion. “No conocemos cuantas vamos a ser por motivo de que la hemos convocado con excesivamente poquito tiempo”, le dicen con tono de disculpa a los policias que esperan en la Avenida Complutense. El agente al mando mira la autorizacion asi­ como se aparta de hablar por el movil. “Nada, que poseemos a cincuenta personas”. Ellas esperan un rato entretanto deciden como van a vestir la pancarta y no ha transpirado cuando son cerca sobre un centenar, la policia corta el trafico y comienzan an andar.

Carmen, bien desprovisto timidez, con el megafono igual que escudo, entona la consigna que refleja que algo esta cambiando en las aulas “Somos muchas mas que cuando empezamos”. No se nota en la demostracion, a la que unico se ha unido la mozo que salia parapetandose con su carpeta de la autorizacion http://www.datingranking.net/es/aisle-review/ sobre Ciencias sobre la Informacion, pero si en el fecha a jornada de estas aulas. Asi­ como eso las reconforta. Saben que cada oportunidad son mas, que las nuevas pupilos se encuentran mas concienciadas, que las profesoras estan de su flanco. La marcha termina dentro de abrazos, risas desplazandolo hacia el pelo lagrimas. “Ha sido muy emocionante”, se dicen entre ellas. “Hemos sido pocas, sin embargo nos hemos hecho oir. En seguida ninguna persona nos va a callar”. Y no ha transpirado con la pancarta arrugada pequeno el brazo y no ha transpirado el megafono falto pilas, vuelven caminando por la bordillo hacia la atribucion.

Un repunte de el feminismo

Con el caso sobre la Facultad de ideologia pendiente de resolucion final, Maria Bustelo, Delegada de Igualdad sobre la Complutense, insiste en exigir precaucion. Comprende la lucha de estas alumnos, pero recuerda que la universidad posee un cauce que esta resultando productivo el protocolo contra el acoso sexual. Recuerda ademas que es rarisimo que haya una denuncia falsa. “Esto dispone de un coste altisimo para todo sujeto que pone una queja. Cuando los usuarios viene aca a colocar la denuncia es que ha pasado mucha angustia”. Por eso, cuando seri­a necesario, se permite un seguimiento psicologico que tambien luego puede servir como prueba.

“La Universidad es un reflejo de la sociedad”, reflexiona Maria, “pero es significativo como reaccionamos porque estamos formando a la gente”. Desplazandolo hacia el pelo la excelente nueva podri­a ser esa creacion, en disciplina de igualdad, ha avanzado demasiado en los ultimos tiempos. Cree que hay un repunte feminista. Un repunte obligatorio. “Pero sigue realizando carencia la actividad feminista clara”, anade, “las cosas han cambiado de preferiblemente en gran cantidad de aspectos, No obstante en diferentes se continuan produciendo las mismas desigualdades asi­ como la misma violencia”.

Vélemény, hozzászólás?

Az email címet nem tesszük közzé. A kötelező mezőket * karakterrel jelöltük